¿Tienes dolor de cabeza y lo atribuyes a la migraña? Podrías sufrir un Aneurisma, aquí te explicamos la diferencia

En muchas ocasiones, el dolor de cabeza puede atribuirse a una simple migraña, pero es crucial reconocer los signos de un aneurisma cerebral, ya que la confusión entre ambos puede tener consecuencias devastadoras. Un aneurisma cerebral, una dilatación débil en una arteria del cerebro, puede llevar a una ruptura, una emergencia médica que resulta en sangrado interno y daño cerebral severo.

¿Cómo diferenciar entre un dolor de cabeza y un aneurisma?

  • Dolor de cabeza severo repentino: Si experimentas el “peor dolor de cabeza de tu vida”, especialmente de forma repentina, llama al 911 de inmediato.
  • Síntomas de la migraña: La National Headache Foundation destaca síntomas como dolor pulsante, náusea, vómito, sensibilidad a la luz y al ruido, entre otros, asociados con las migrañas.
  • Síntomas de un aneurisma: La Brain Aneurysm Foundation identifica síntomas como dolor de cabeza severo repentino, náusea, cuello rígido, visión borrosa, convulsiones y debilidad, entre otros, asociados con un aneurisma cerebral roto.

Diferencias clave:

  • El dolor de un aneurisma cerebral es descrito como el más intenso y repentino, a menudo diferente de cualquier migraña previa.
  • Las migrañas suelen desarrollarse gradualmente, con dolor pulsante y, en algunos casos, auras visuales como signo de advertencia.
  • Los doctores pueden descubrir un aneurisma no roto durante la evaluación de un dolor de cabeza no relacionado o después de un trauma en la cabeza mediante pruebas como TC o RM.

Importancia de la atención médica rápida:

  • Un aneurisma cerebral roto siempre requiere tratamiento de emergencia.
  • Solo los aneurismas no rotos con alto riesgo de ruptura se tratan de manera preventiva.

En última instancia, la clave está en reconocer los síntomas y buscar atención médica de inmediato. La información médica coincide en que la prontitud puede marcar la diferencia entre la recuperación y las consecuencias trágicas.